Saco térmico mediano - Termonatura Ver más grande

Saco térmico mediano - Termonatura

18,00 €

Comodidad y duración del calor.

Más detalles

Share with Friends

Modo de empleo en frío:

Introducimos el modelo adquirido bien envuelto en una bolsa de plástico.El tiempo que se deberá mantener en el congelador hasta su máximo enfriamiento es de una hora. Las dolencias para las que se recomienda aplicar frío directamente sobre la zona a tratar son tendinitis y bursitis (cuando existe inflamación), síndrome del túnel carpiano, jaquecas y cefaleas, conjuntivitis y ojos hinchados, moratones, picaduras de insectos, dolor de dientes, urticaria, esguinces (cuando existe inflación), fiebre, calenturas, sangrado nasal, ampollas y quemaduras (siempre que no existan heridas sangrantes), insolación, post operatorios, varices y todas las dolencias que un especialista nos recomiende tratar con la aplicación de frío de manera local.

Modo de empleo en caliente:

Introducimos el saco térmico en el microondas asegurándonos de que quede bien centrado en el plato, con la finalidad de evitar que roce en las paredes metálicas del interior del microondas. Seleccionamos la máxima potencia de calentamiento y ajustamos el tiempo a los minutos recomendados para cada modelo. Una vez calentado por primera vez comprobaremos que la temperatura es la adecuada para nosotros. En el caso de que se quiera usar más caliente aumentaremos el tiempo de calentamiento recomendado en fracciones de 30 segundos hasta lograr la temperatura ideal. Si por el contrario lo queremos usar menos caliente disminuiremos el tiempo de calentamiento recomendado en fracciones de 30 segundos. El tiempo recomendado es de dos minutos. Se aconseja cada dos o tres usos introducir un vaso pequeño de agua en el microondas mientras se calienta su producto térmico con el fin de mantener una correcta humedad de las semillas y así evitar que se resequen demasiado con su uso. Las dolencias para las que se recomienda aplicar calor directamente sobre la zona afectada son contracturas, ciática, tendinitis y bursitis (cuando no haya inflamación), asma, dolor menstrual, dolor abdominal, estrés (aplicar en la zona del cuerpo que nos resulte más agradable), dolor de oídos, insomnio, cólicos, artritis y reuma, tortícolis y cervicalgias, pies cansados (cuando no estén inflamados), sinusitis, calambres, cansancio, fatiga y todas las dolencias que un especialista nos recomiende tratar con calor local.

Guarde su producto térmico en un sitio fresco y seco, en los periodos largos en los que esté seguro de que no va a necesitar el uso de su producto térmico, les recomendamos guardarlo en el congelador bien envuelto en una bolsa de plástico. En el caso de querer usarlo de nuevo sacarlo del congelador dos horas antes de volver a calentarlo. Solo quitaremos la funda de nuestro producto térmico en el caso de querer lavarla, que se realizará a mano pues el uso de la lavadora con jabones químicos puede llegar a alterar el tamaño y durabilidad de las telas.

9 productos más en la misma categoría: